La enciclopedia

Todos conocemos el término, la palabra; todos las hemos consultado alguna vez buscando un dato, una explicación, conocer y saber sobre un tema determinado. Las hay que constan de numerosos tomos y con artículos y entradas desarrollados con gran rigor; las hay más elementales a la búsqueda de que puedan ser comprendidas con facilidad por cualquier lector que se acerque a ellas. Las hay, finalmente, on line, y wikipedia puede ser un ejemplo.

Pero no son demasiado conocidos los orígenes, tanto de la palabra como de la idea.

El nombre de enciclopedia no aparece hasta el siglo XVII, pero proyectos de reunir en una sola obra el conjunto del saber los ha habido desde la antigüedad. Pueden considerarse verdaderas enciclopedias la Historia natural de Plinio el Viejo, las Etimologías de san Isidoro, muchas de las obras recopiladoras que se producen en el período de la baja Edad Media, las Sumas de los escolásticos, el Dictionnaire historique et critique de P. Bayle.

Pero la “enciclopedia” tal y como la conocemos hoy es fruto del impulso racionalista del siglo XVIII, un ejemplo de cómo se concebía la razón, el saber, como verdadero motor de progreso humano. La Enciclopedia francesa del s. XVIII surge casi de forma anecdótica, al aceptar Diderot la traducción del diccionario de Chambers, Cyclopaedia o Universal Dictionary of Art and Sciences (1728), inicialmente confiada a otros, que Diderot comenzó más bien a transformar y reconstruir que simplemente a traducir. Los editores aceptaron la sugerencia de publicar una obra original y así nació el proyecto o Prospecto de la Enciclopedia, en 1750.

La Enciclopedia se proponía hacer un inventario de lo conocido, y para esto examinarlo todo, removerlo todo sin excepción y sin miramientos; pisotear las viejas puerilidades, derribar los idolos que la razón desaprobaba; y poner un signo glorioso a los valores modernos.  No contendría nada superfluo, nada anticuado; todo en ella estaría en acción y vivo; ni siquiera se contentaría con explicar y describir; grabados y láminas mostrarían las formas concretas del trabajo incesante que crea la civilización. Esta era la segunda gran ambición de la obra, junto con la exposición metodológica de los conocimientos.

Después, hasta nuestros días, han sido muchos los intentos de crear obras que fuesen verdaderos fondos documentales del saber, que tratan de dar respuesta a las mil preguntas que cada uno nos hacemos y satisfacción a nuestra curiosidad. Las “enciclopedias” también se han centrado, a veces, en temas concretos, y así hay enciclopedias dedicacadas a la agricultura, la astronomía, o la cría y cuidado del pastor alemán, por ejemplo; pero lo que no ha cambiado es ese papel de difusión de los conocimientos que siempre han tenido desde su nacimiento.

Suele decirse que un libro es un amigo; un buen amigo… y es cierto: nadie como él para hacernos compañía, para satisfacer nuestra curiosidad, para ayudarnos a crecer. Un libro es más, mucho más, que unas hojas de papel impreso y unas tapas más o menos bonitas; un libro es el fruto del trabajo, el esfuerzo y el saber de muchos otros hombres y mujeres que se muestra ante nosotros y se pone a nuestra disposición.

Esperamos que te haya gustado este artículo, que te ayude a comprender el valor y la utilidad de la transmisión del conocimiento.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a La enciclopedia

  1. magda el Ati(12 años) dijo:

    magda el ati 12 años
    me ha parecido muy interesante.

  2. olga dijo:

    es bueno saber y aprender

  3. monlora dijo:

    que interesante

  4. Juan Car y Jorge dijo:

    gracias por la info

  5. Jack oliver anton van dessel dijo:

    yo tengo una enciclopedia de animales aves …

  6. Jaime Armando Gaviria dijo:

    bueno la enciclopedia da mucha informacion antigua

  7. Alba dijo:

    La enciclopedia te aporta muchas cosas interesantes.

  8. la enciclopedia es un libro muy grande

  9. enrique (10 años) dijo:

    me gusta la paz porque es bonita y no hay guerra

  10. Maria pilar dijo:

    Yo tengo y me va bien para cuando no me iba internet

  11. David dijo:

    si, en efecto, un libro muy interesante

  12. iago(10años) dijo:

    muy interesante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s