No pasan de moda

Estamos acostumbrados a que cada poco tiempo surja en el mercado un accesorio, un instrumento, una herramienta que vengan a facilitarnos las tareas o nos sirvan de distracción. El progreso es imparable y la mente humana maravillosa y capaz de superarse cada día haciendo reales conceptos e ideas que poco antes sólo eran sueños.

… pero no todo lo que utilizamos acaba de salir del horno creativo de los técnicos, inventores y científicos, que también hay en nuestra vida algunas cosas que llevan muchos, muchísimos años con nosotros y que parece que se resisten a pasar de moda.

 A continuación pondremos algunos ejemplos:

Los mapas (16.500 a.C.): Los siempre presente  mapas en papel que no han sido desplazados por los digitales ni los GPS, los que puedes doblar, mirar “de golpe” y ver la totalidad, anotar con lápices de colores, guardar en cualquier parte y no necesitan ni lector ni electricidad,

Las llaves (4000 a.C.): Se encuentran entre los mecanismos más antiguos que existen, pero siguen ahí, ¿por qué? 

La cerradura no requiere energía eléctrica y es notablemente resistente al desgaste. Si el manojo de llaves se nos cae al piso o al agua, si es expuesto al sol dentro de un auto o si nuestro perro decide que es divertido robárnoslo e hincarle el diente durante veinte minutos seguirá funcionando como el primer día.

Un poco de lubricante cada tanto y sabemos por 4000 años de experiencia que podremos salir de la casa. Y, lo que posiblemente sea más importante, volver a entrar.

El dinero (entre 3000 y 600 a.C.): Hoy en día se pueden realizar pagos de mil maneras distintas: con las tarjetas, a través del móvil, firmando la factura para que sea cargada en nuestra cuenta… pero el dinero sigue siendo una forma rápida, segura y popular de pago; prácticamente insustituible en la compra de pequeñas cosas de importe no muy elevado -que son la mayoría- y que no depende de ordenadores, terminales, lectores o  bandas magnéticas que pueden estropearse.

El lápiz y el papel (4000 a.C.): Ningún soporte es más fiable y barato que el papel, y no hay medio de escritura más sencillo y práctico, más fiable a su vez, que el lápiz.

Si queremos tomar una nota con un iPhone tenemos que apretar el botón de desbloqueo, meter la contraseña, abrir la aplicación de notas, tocar la pantalla y, por fin, tipear en un teclado que es de todo menos cómodo. En el ordenador tenemos un atajo que abre el Bloc de Notas . Rápido y cómodo, pero hay que acordarse de salvar el documento (con lápiz y papel se salva a medida que se escribe), el atajo debe ser configurado, el ordenador no debe colgarse y no se trata de algo muy portátil. En el caso de la netbook, necesitamos por lo menos el modo Sleep o de la Hibernación para tomar una nota. Digamos, nada que venga en nuestra ayuda cuando el taxi pasa raudo frente a una casa que nos gusta, que está en venta y queremos anotar el teléfono de la inmobiliaria. No es porque sí  que seguimos usando lápiz y papel a diario.

 Y todavía podrían citarse más muestras de esta tecnología que parece resistirse a ser sustituida y que permanece con nosotros. Seguro que tú eres capaz de añadir algo más a la lista, ¿a que sí?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a No pasan de moda

  1. David dijo:

    LO INTENTARE

  2. juan car dijo:

    lo intentare

  3. jaime armando dijo:

    jajajajaja………¿lo intentare????????????jose luis no pude ir al cole por que me tube que ir a lerida hasta el cole

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s