Con mis propios ojos

 

Es una frase que todos hemos dicho alguna vez tratando de asegurar algo que afirmamos: “lo he visto con mis propios ojos”. Pero deberíamos saber que no siempre se trata de un argumento definitivo, porque lo cierto es que, muchas veces, nuestros propios ojos nos engañan.

Para demostrarlo puedes mirar estas imágenes:

Y si te aseguramos que en el cuadro de Dalí aparecen tres elefantes, ¿qué dirías?

Un granero destartalado… ¿o más bien algo con lo que sueña este  pequeño granjero?

Este ratón ha cogido su barca para ir de pesca, y se las promete muy felices… pero tal vez sea él la presa y no el pescador ¿a ti qué te parece? (dale la vuelta a la imagen)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Con mis propios ojos

  1. David dijo:

    SORPRENDENTE!!!!!!!!!!!!!11

  2. alba dijo:

    el primero se ven un poco
    el segundo el niño desea tener un caballo
    el tercero parece que un pájato se come al ratón

  3. juan carlos dijo:

    si se ven los elefantes.en el segundo que desea un carro y el tercero es un ave comiéndose al ratón

  4. horge dijo:

    ponerlo al rebes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s