Barco de juncos

A veces los mejores juguetes son los que puede fabricarse uno mismo. Si lo piensas bien verás que tienen la ventaja de que uno los disfruta al menos dos veces: construyéndolos y después en el juego.

Por si te apetece aventurarte en el mundo de la navegación te propongo que te conviertas en naviero y capitán de barco.

Si lees atentamente y te pones manos a la obra serás capaz de construir tu propio barco, un barco que podrás después probar y hacer navegar en un barranco, un riachuelo, la escorrentía de una fuente… ¡vamos allá!

Barco de juncos:

Necesitaremos coger varios juncos de los que crecen en las orillas de los ríos. Para arrancarlos debes estirar hacia arriba, con cuidado de que no se partan ni resbalen en la mano. Mejor si no están secos, que nos interesan más bien verdes.

A continuación cortaremos tres juncos, de unos 40 centímetros de largo y los ataremos por los extremos con un trocito de cuerda delgada. Ésta será la estructura principal.

A continuación cortaremos juncos de unos 15-18 centímetos, y unos los dejaremos rectos y otros los  doblaremos en “V”.

De esta  manera ya tendremos preparado todo el material que necesitamos.

Ahora sólo falta poner un poco de atención y ser cuidadosos trabajando, pues lo que toca es ensamblar las distintas partes para conseguir nuestro barco.

Por los dibujos puedes hacerte una idea de cómo hay que ensamblar las partes.

Se trata de ir intercalando entre los tres juncos largos atados por

los extremos los otros juncos, rectos y en “V” alternándolos, uno recto, otro en V, de nuevo recto, otro en V…

y así, procurando que queden bien ajustados, hasta completar toda la longitud de los tres juncos largos que hemos atado.

Seguro que lo haces bien, y creo que el resultado te sorprenderá: es un barco que flota muy bien en el agua, y con el que vas a pasar unos buenos ratos.

El tamaño puede variar, pero no lo hagas demasiado pequeño (es incómodo de trabajar) ni demasiado grande porque puede desmontarse más fácilmente por su propio peso.

 Ya sólo resta botarlo al agua; ten cuidado y elige una corriente tranquila y no te pongas en peligro… ¡Feliz travesía, capitán!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Barco de juncos

  1. olga dijo:

    no se si me dejaran mis padres probarlo en el
    agua pero hacerlo seguro…
    espero que me salge jeje 😉

  2. David dijo:

    lo voy a hacer, y en verano en el barranco lo probaré 🙂

  3. alba dijo:

    lo probaré 🙂

  4. juam carlos dijo:

    vale no lo creia que se hacian barcos así, gracias

  5. Jose Manuel dijo:

    Yo lo he hecho desde crío en mi pueblo. Desde que mi hijo tiene uso de razón, se lo hago y todos los años me dice que quiere uno, el día de resurrección, ya que vamos de campo junto a un nacimiento. Se lo pasa bomba con el, haciendo carreras con sus primos. Mejor que la DS, WI u otros juegos electrónicos.

    • José Luis. dijo:

      Desde luego estoy de acuerdo contigo: para pasarlo bien no son imprescindibles juguetes o medios caros y complicados; a menudo basta con las ganas, la compañía y un poco de imaginación. Estás haciendo a tu hijo el mejor de los regalos: tú y lo que tú sabes y compartes con él.
      Muchas gracias por participar en el blog y te invitamos a que lo hagas siempre que lo desees. Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s